Colocación de cruces 2015-2017

 

La colocación de cruces de color rosa1 comenzó en el municipio de Chimalhuacán (Estado de México), por iniciativa de Irinea Buendía —madre de Mariana Lima Buendía, víctima de feminicidio en 2010— quien, apoyada por distintas personas a través de un llamado hecho por redes sociales, realizó esta acción en noviembre de 2015. Para marzo de 2016, nuevamente por iniciativa de Doña Irinea Buendía, se llevó a cabo una marcha que partió de Ecatepec y de Nezahualcóyotl rumbo a Chimalhuacán. En esta manifestación se sumaron personas de distintos puntos geográficos, organizaciones civiles, se realizó el performance Rostros de Fuego, del Bordo a la esperanza y un pronunciamiento político de la sociedad civil del Estado de México ante el aumento de feminicidios en la entidad. Al finalizar, se colocó una cruz (la cuarta) a orillas del Canal de la Compañía, una de las zonas donde frecuentemente son hallados cuerpos de mujeres sin vida. Fue en mayo de 2016, cuando personal de la presidenta municipal de Chimalhuacán, Rosalba Pineda, arrancó 2 de las cruces sin alguna razón de fondo, por lo cual Doña Irinea, familiares de víctimas, vecinos de la zona y organizaciones civiles, convocaron a la movilización Llenemos de cruces Chimalhuacán, en mayo del mismo año, para volver a colocar las cruces.

 

7o aniversario luctuoso de Mariana Lima Buendía (evento donde se colocaron  3 cruces frente a Palacio Municipal de Cd. Nezahualcóyotl el 1º de julio de 2017)
“Este memorial significa para nosotras que a nuestras hijas siempre las tendremos presentes, porque nosotras sí tenemos memoria […] no habría necesidad de estar aquí en este momento poniendo estas cruces si la autoridad hubiera cumplido con su parte, me refiero a los ministerios públicos municipales y servidores públicos que no cumplen con su trabajo […] no pueden llegar a la verdad de los hechos porque mientras no se investigue con perspectiva de género, no pueden darse cuenta del contexto de violencia que existe en esas vidas perdidas, en esas vidas de mujeres que no tendrían porqué ser asesinadas si la autoridad cumpliera con su trabajo […] Nezahualcóyotl es un municipio que forma parte de la alerta de género, un municipio conflictivo en donde no ha cumplido con la parte que le toca, no ha cumplido con toda esa alerta que se necesita dar para que dejen de seguir siendo asesinadas 7 mujeres diariamente, y no es justo que las mujeres sigamos en riesgo, no se dan cuenta de que estamos viviendo una situación muy grave, no queremos ministerios públicos omisos y negligentes, el problema se les ha salido de control por su ineptitud, este memorial les recuerda su falta de compromiso en investigar, sancionar y erradicar la violencia hacia las mujeres, no cumplan conmigo cumplan con ustedes mismos porque para eso estudiaron, si les quedan grandes las sillas, renuncien, queremos generaciones de profesionistas que tengan ética profesional, compromiso con su trabajo, no compromiso con la impunidad que genera corrupción y a los familiares de víctimas yo les pido que no nos callemos, que exijamos que trabajen” . Parte del discurso final de Irinea Buendía.

 

1 Desde hace más de una década, a lo largo del país se han colocado cruces de color rosa en memoria de las víctimas de feminicidio. Quien comienza con su colocación es la Sra. Paula Flores Bonilla, madre de María Sagrario de 17 años de edad, quien era trabajadora de una maquiladora y fue asesinada en 1998 en Cd. Juárez.